SOLO PALABRAS

SOLO PALABRAS

lunes, 22 de mayo de 2017

DEL MODO QUE YO TE QUIERO

Del modo que yo te quiero
seguro habrán de envidiarte,
en los tiempos venideras,
mujeres de todas partes.

De este amor, te lo aseguro,
van a cantar los boleros
en un posible futuro,
cuando nosotros no estemos.

Alabaran sus virtudes,
ignorarán sus defectos
y todos los que lo escuchen
pensarán que fue perfecto.

Habrá cosas, sin embargo,
que jamás revelaremos,
que alguien podrá imaginarlo,
más, será nuestro secreto.

Así, como yo te amo,
se hace sublime el deseo,
y se diluye el pecado,
y luz se vuelven los cuerpos.

Por esta extraña manera
en que tú y yo nos queremos,
a muchos les pareciera
que es este un amor sin tiempo.

Contarán entre los mitos
este amor que nos tenemos
los que nunca hayan sentido
en su piel amor del bueno.

Se inspirarán los poetas
para dar forma a sus versos
en las urbanas leyendas
que irán de este amor surgiendo.

Procurarán con ahínco
amar cual tu y yo lo hacemos,
que no se aprende en los libros
del modo que yo te quiero.

                      ALDO R. GUARDATTI
                 (Todos los derechos reservados)


domingo, 21 de mayo de 2017

ENCUENTRO INESPERADO

Yo caminaba, la mente en blanco,
cuando de pronto la vi aparecer.
Era más bella de lo esperado
tras tantos años sin volverla a ver.
Que mis recuerdos mucho más bella,
que cada sueño que a nadie conté.

Fue aquel encuentro inesperado
la llama que hizo arder la ilusión
en la que ambos nos incendiamos
y ansiamos juntos sentir la pasión.
Era un secreto muy bien guardado,
muy anhelado por ella y yo.

Fue sólo volverla a ver
y de pronto saber               
que es lo que pasaría.
Poder vibrar en su piel
de diosa y de mujer,           
poder hacerla mía.

En cada encuentro los dos nos damos,
sin contenernos, placer y pasión,
libres, intensos y enamorados,
es este amor una bendición,
con nuestros cuerpos entrelazados,
cubriéndonos el deseo a los dos.

Fue sólo volverla a ver
y de pronto saber               
que es lo que pasaría.
Poder vibrar en su piel
de diosa y de mujer,           
poder hacerla mía.
Poder vibrar en su piel
de diosa y de mujer…
poder hacerla mía.

                          ALDO R. GUARDATTI
               (Del CD Antología, de Sólo Alquimia)
                     (Todos los derechos reservados)


viernes, 19 de mayo de 2017

TE PIDO QUE ME DISCULPES

Te pido que me disculpes
los errores cometidos,
que quien me enseñe a ser padre,
te juro, no he conseguido,
y aunque haya quien al respecto
 escribiese algunos libros,
únicamente se aprende
a ser padre con los hijos.
Te pido que me disculpes
ser un viejo comedido,
que evitarte sufrimientos
yo tan sólo he pretendido,
que no querría que padezcas
aquello que padecimos
tu madre y yo en esos tiempos
que iniciamos el camino.
Tienes toda la razón,
yo no sé quién me he creído
para darte mi consejo
sin que me lo hayas pedido,
por protestar si me duele
lo que has dicho y he oído.
Que perdones a este viejo
es todo lo que te pido,
porque te quiere importante
como él nunca lo ha sido.
Te pido que me disculpes
si es que me ves afligido,
es que no entiendo este tiempo
distinto al que yo he crecido,
y parecen ser al vicio
los años que ya he vivido,
o no haber buena intención
en las cosas que te digo.
Te pido que me disculpes
si te di lo que he podido,
que tal vez con lo que ansiabas
no se ha correspondido.
Tu madre te dio la vida
y su enorme sacrificio,
yo no sabía qué darte
ante imponente prodigio,
y tal vez ha sido poco
darte todo mi cariño,
presentarte mi ignorancia
y enseñarte mis principios.
Te pido que me disculpes
si fallé en mi cometido
de ser, quizás, el gran padre
que tu hubieras pretendido,
por querer verte alzar vuelo
do muchos creen prohibido,
pues yo sé que llegarás
porque en ti siempre he creído.
Te pido que me disculpes
por ser un entrometido,
y no creas que pretendo
marcarte un cierto camino,
ni ser en algún momento
de ninguno un mantenido,
que con tu madre nos basta
no quedar en el olvido
y saber que sean felices
después de dejar el nido.
Te pido que me disculpes
si algún yerro he cometido,
si sólo intenté ser padre
en lugar de ser amigo,
las veces que fui inflexible
al ponerte algún castigo.
Hice lo mejor que pude
según como lo he entendido,
y puede que lo comprendas
cuando veas crecer tus hijos,
y tal vez yo no estaré
diciéndote qué he aprendido,
sólo para sugerirte
eso que no está en los libros.
Mientras tanto ten presente
que mis cabellos se han ido
tratando que no te falte
ni el alimento, ni abrigo,
ni educación, ni una escuela,
ni la alegría de niño.
Por eso cuando te digo
el parecer que he tenido,
reaccionando como un lobo
al que le tocan los críos,
te pido que me disculpes,
que no sé quién me he creído.

                       ALDO R. GUARDATTI
                  (Todos los derechos reservados)


jueves, 18 de mayo de 2017

ETAPA CUMPLIDA

Cuando la Parca me busque
no llores por mi partida,
que no es el final de nada,
sólo es un cambio de vida.

Que es pasar por una puerta
sabiendo que no hay regreso,
que no es el final de nada,
como nacer no es comienzo.

Se habrá acabado una etapa
como habrá de empezar otra
de la que nada se sabe,
de la que todo se ignora.

Caronte tan simplemente
me llevará a la otra orilla,
donde habré de ser, con suerte,
una especie de semilla.

Que cuando un ciclo se acaba
siempre da inicio uno nuevo,
por eso, cuando me vaya
no me lloren ni hagan duelo.

Cuando cruce a la otra orilla
no sé si alguien va esperarme,
quizás haya un conocido,
tal vez no conozca a nadie.

Y será un nuevo comienzo,
inminente aprendizaje
en experiencias que esperan
a través de un nuevo viaje.

Que aquello que llaman muerte
es inequívoco signo
de una etapa que se cumple
y una nueva que da inicio.

Así, pues, cuando te digan
que éste poeta ha muerto,
sabrás que yo habré nacido
para otra vida, de nuevo.

                              ALDO R. GUARDATTI
                   (Del libro "Coqueteando con la muerte")
                           (Todos los derechos reservados)


miércoles, 17 de mayo de 2017

CON LOS OJOS VENDADOS

Voy a hacerte el amor con los ojos vendados,
el deseo exaltado y mis ansias en flor.
De tu cuerpo el temblor percibirán mis labios
que andarán cual corsarios el mar de tu rubor,
en osado galeón de mil besos dorados
que aún no te he dado, que refulgen pasión.

Mi lengua ha de aprender a gozar los sabores
que en tu cuerpo, pues, broten al vibrar de placer,
y una mezcla de miel y virtuosos licores
gestarán mil canciones de tu piel a mi piel,
y hasta desfallecer te daré mis amores,
e ignorando pudores yo te haré florecer.

Me habrán de subyugar los cálidos aromas
que en tu piel de amapolas el amor verterá,
para que al delirar en ternura y euforia
tus perfumes de gloria pueda yo disfrutar
cuando huela, al besar, tu ansiedad delatora
y en tu tibia corola me estremezca, inmortal.

Privado de ver, oiré yo en tus gemidos
el ansiosos pedido de pasión y placer
con que sueña tu ser al fundirse conmigo,
y hallaré en tus suspiros hechizo de mujer
que me habrá de envolver con firmeza y sigilo
cuando quede cautivo de tu sexo y tu piel.

Como un tibio escozor, entraré apasionado
en tu cuerpo anhelado. Un ciego explorador.
Entre gozo y sudor te surcarán mis manos,
sueños cristalizados sin mediar condición.
Fluirá entre los dos la pasión sin reparos.
Con los ojos vendados voy a hacerte el amor.

                                    ALDO R. GUARDATTI
                              (Del libro "El deseo a contraluz")
                               (Todos los derechos reservados)


martes, 16 de mayo de 2017

UN AMOR PROHIBIDO

Lo prometido es deuda.
Acá está el vídeo de "Un amor prohibido", interpretado por el grupo SÓLO ALQUIMIA.



https://youtu.be/o2GYps2zKzE

¿Me ayudan a difundirlo? A ustedes no les cuesta nada, y al hacerlo nos dan una mano enorme para que el tema se conozca.
Desde ya, muy agradecido.

lunes, 15 de mayo de 2017

HUELLAS DE BESOS

Te quitas las prendas ignorando inhibiciones,
sin dudas resuelta tú a llegar al paroxismo,
y tu vestimenta me provoca sensaciones
que, sabes, despiertan mis más básicos instintos.

Deslizas vestigios de la negra lencería
directo hasta el piso y me miras sugerente,
me lanzas tu hechizo de lujuria y de malicia
con gesto sumiso e intención nada inocente.

Tu provocativa actitud, pues, no me sorprende,
tan desinhibida, sólo con medias y tacones.
Sensual, atrevida, lujuriosa, irreverente,
tan llena de vida y de morbosas intenciones.

Y quedas, tan sólo, con los tacos y las medias,
un brillo en los ojos, la ansiedad en la penumbra,
tus labios de rojo, con que han de dejar tus huellas
tus besos ansiosos en mi ardiente piel desnuda.

                                  ALDO R. GUARDATTI
                                (Del libro "La camisa clara")
                             (Todos los derechos reservados)


domingo, 14 de mayo de 2017

ENTRE TU CUERPO Y EL MIO

Entre tu cuerpo y el mío
no puede, ya, haber excusas,
como no es bueno que haya,
te aseguro, prenda alguna,
que en mágicas situaciones,
como sabes, nada ayudan.
Por eso es que con paciencia,
con infinita ternura,
prodigándote caricias
voy a quitarte la blusa
mientras te cubro de besos
y tu corazón se apura.
Entre tu cuerpo y el mío
ansían pieles desnudas,
para que no los separe
siquiera tela minúscula,
de esta dimensión fugados,
amparados en penumbras
buscan hacerse uno sólo
en una lid de ternura.
Entre tu cuerpo y el mío
hasta la brisa es intrusa,
y brota una melodía
que hace danzar a las musas,
cuando en bríos y osadía
en un delirio se juntan
el cóncavo y el convexo,
el frenesí y la dulzura,
mi sencillo cuerpo de hombre
y de diosa tu figura,
iniciando, así, engarzados,
una mágica aventura
que nos arrastra a la gloria
sin hacer ni una consulta.
Entre tu cuerpo y el mío
nuestros deseos exultan
y lo imposible no existe,
y los límites se anulan,
y gozamos sensaciones
que dioses sólo disfrutan.
Nuestros cuerpos se entrelazan
mientras las ansias se anudan,
y quedamos más unidos
que lo que apariencias juzgan,
músculos entumecidos,
rubor en pieles desnudas,
el respirar agitado
y el gozo que nos abruma.
Entre tu cuerpo y el mío
amor y euforia trashuman.

                       ALDO R. GUARDATTI
                     (Del libro "La camisa clara")
                  (Todos los derechos reservados)


viernes, 12 de mayo de 2017

NI PURA NI CASTA (Homenaje a Alfonsina Storni)

Ni pura ni casta
yo te pretendo.
No puedo exigirte
lo que yo carezco.
Ni nívea, ni blanca
yo te merezco,
cuando las penumbras
aún oscurezco.

No puedo exigirte
que seas pura y casta,
no puedo pedirte
ser nívea, ser blanca,
tan sólo pretendo
la luz de tu alma
para iluminarme
en cada mañana,
y en carnal deseo
vibrar en la cama,
contigo en mis brazos,
lujuria exaltada.

Yo sólo pretendo
el fragor de tu cuerpo
llenándolo todo
de luz, por entero.
No, pues, pura y casta
sino loba en celo,
desnuda a mi lado
es como te quiero.
No ignorante y blanca,
sí sabia en deseo.

¿Pretender pedirte
lo que ansío quitarte?
Es cosa de brutos,
pues, tal disparate.
Pretender me des
lo que no puedo darte
sería negar un
motivo de amarte.

Pretendo tu cuerpo
brillando en deseo
hasta derretirme
anclado a tus besos.
Pretendo la gloria
que late en tu sexo,
tal vez enredado
entre tus cabellos.
Te pretendo hembra
de pasión y fuego,
pero pura y casta
yo no te pretendo.

Tal vez porque somos
tan sólo mortales
les damos valor
a cosas banales,
y vemos pecado
sin que hubiera males
donde otros gozaron
placeres salvajes,
que ansiamos nosotros
gozar insaciables.

De ti no pretendo
nimiedades vanas.
Pretendo tu euforia,
tu amor y tu calma.
Yo no te pretendo
ni pura, ni casta.
Te pretendo hembra,
con eso me basta.


                         ALDO R. GUARDATTI
                   (De  "El libro de los homenajes")
                    (Todos los derechos reservados)