SOLO PALABRAS

SOLO PALABRAS

lunes, 3 de julio de 2017

EL LEGADO DEL VIEJO VIZCACHA (Otro fragmento)

...
Hoy son muchos los que cantan
canciones que dicen poco,
y quieren tomar por locos
a los que cantan verdades…
Cantores que muestran males
hoy van quedando bien pocos.

Que yo no busco el aplauso,
la fortuna o las sonrisas.
Igual que el buey, voy sin prisa,
cantando el padecimiento
de aquel que sufre en silencio.
Canto buscando justicia.

Pero no aquella justicia
que han fabrica’o los hombres,
la que sólo enrieda al pobre
y al poderoso lo aplaude.
Procure usté’ que lo ampare
justicia que a todos cobre.

No se meta a condenar
como burro atropella’o,
que aquel que usté’ está acusando
no sabe qué ha padecido,
tal vez, de haberlo vivido,
peor sería su peca’o.

No se sume al chusmerío
que cacarea a escondidas,
sálgase de la partida
donde cuerean al ausente,
que no es de gente decente
criticar con cobardía.

No es de criollos olvidar
los favores recibidos,
hay que ser agradecido
con aquel que dio una mano,
y la ayuda que uno ha dado
anotarla en el olvido.
...

                      ALDO R. GUARDATTI
                (Todos los derechos reservados)




sábado, 1 de julio de 2017

HOMBRES INVISIBLES

Son como una horda post-apocalipsis,
gente de ojos tristes buscando en las sobras,
tratando ser sombras, tal vez invisibles,
pobres infelices que al gobierno estorban.

Que son el contraste más franco y rotundo
de idílicos mundos, que cuentan campantes
esos gobernantes de principios nulos,
con el dolor crudo de las realidades.

Son los relegados de un indiferente
país donde la gente mira hacia otro lado,
donde los humanos que son indigentes
procuran, sufrientes, un sustento vago.

Vergüenza indecible que en el alma duele
pero no conmueve credos ni gentiles.
La horda, incomprensible, basura revuelve,
niños, y mujeres, y hombres invisibles.

                     ALDO R. GUARDATTI
        (Del libro "Desprecia2 y despreciables II")
                 (Todos los derechos reservados)


jueves, 29 de junio de 2017

SEDIENTO DE TI

Estoy sediento de ti,
de la savia que tu cuerpo
destila cuando el deseo
crece en tu esencia y la mía,
y una dulce algarabía
nos enciende desde adentro.

Quiero beber de tus labios
esos besos contenidos,
por lo que sé, has mordido
cuando no estuve a tu lado,
si juntos hemos estado
no fue libres de testigos.

Estoy sediento de ti,
del respirar agitado
que en tu cuerpo sonrojado
resulta dulce ornamento
en los sensuales momentos
que ansiosos nos entregamos.

Estoy sediento de ti,
de aquel licor que destila
tu ser cada que caminas
por la senda del instinto
con el deseo escondido,
anhelando mis caricias.

Quiero beber de tu piel
aquel licor que me embriaga,
desde el ocaso hasta el alba,
desde el pecado a la gloria,
y perpetuarme en tu euforia
de hembra plena y desatada.

Estoy sediento de ti,
de tus suspiros salvajes,
de las inconexas frases
con que llegas al delirio,
con tu cuerpo anclado al mío
entre espasmos delirantes.

Siento que estoy marchitando
por la sed que de ti tengo,
de tu euforia, de tu cuerpo,
entrar en tu gloria vibrando
y hacernos uno amarrados
sin que haya arrepentimientos.


                      ALDO R. GUARDATTI
                 (Todos los derechos reservados)


miércoles, 28 de junio de 2017

EL LEGADO DEL VIEJO VIZCACHA (fragmento)

En versos del Martín Fierro
hay mucho por aprender.
Si aún no lo pudo leer
le sugiero vaya a hacerlo,
que en versos del campo nuestro
hay un profundo saber.

De personajes del libro
a mi gusto se destaca,
el que sus consejos lanza
para aquel que quiera oírlo,
viejo malentretenido
al que llamaban Vizcacha.

Es que aconsejaba el viejo
desde lo que había observado
en su vida, trajinando
por el campo su pellejo.
Les dejo aquí otros consejos
que un poco son su legado.

Ahora voy a cantar
sin hacer tanta alaraca,
que ya he templa’o la guitarra
y he calenta’o las manos,
seguiré lo que hace años
cantara el Viejo Vizcacha.

Que dijo cosas sencillas
en la rueda de un fogón,
y largaba su opinión
–los memoriosos dijeron-
de cosas que todos vieron,
pero que nadie cantó.

Y en este brete les digo
que diré de algunos males
no más mis propias verdades,
lo que yo vi en mi esperiencia,
que, alvierto, no será cencia,
pero son cosas reales.

Si a alguien molesta mi canto,
no via’ pedirle disculpas,
que lo que pica es la culpa
si otro la dice en voz alta,
que duele si nombran la faya
sólo al que escuende la suya.


Hoy son muchos los que cantan
canciones que dicen poco,
y quieren tomar por locos
a los que cantan verdades…
Cantores que muestran males
hoy van quedando bien pocos.

Que yo no busco el aplauso,
la fortuna o las sonrisas.
Igual que el buey, voy sin prisa,
cantando el padecimiento
de aquel que sufre en silencio.

Canto buscando justicia.
................................

                       ALDO R. GUARDATTI
       (Fragmento de "El legado del Viejo Vizcacha")
                  (Todos los derechos reservados)


martes, 27 de junio de 2017

LA PLAYA ESCONDIDA

El sol se desangra tras de las colinas
y a la luna amiga las olas agrandan.
En lecho de arena la tengo tendida
y nos acaricia el mar en la playa.

Nos tocan y parten esas olas tibias
en esta escondida porción de la costa;
estamos a solas mientras muere el día
y estrellas invitan a pasión y euforia.

Mis labios devoran la miel de su cuerpo
y de un modo incierto la sal no perciben,
la sal del océano que anduvo en mil puertos
ahogando silencios de penas terribles.

Las olas la mojan, mis manos la empapan
y ansiosas desatan la inflamada prosa
que a ninfas invoca a hacer una danza
que encienda de ganas su sexo y su boca.

Y sobre la arena cumplimos un rito,
jadeos y gritos urgen dicha plena,
y más que dos cuerpos, somos más que un mito,
derribando hitos sin que se supiera.

Una playa oculta, su cuerpo y el mío,
un fuego encendido en clara penumbra,
los astros simulan que no nos han visto
y somos delirios bañados de luna.

Nos envían olas sirenas sonrientes
y besos ardientes tabúes desploman.
Cupido se asoma y brillan sus dientes,
y espían imprudentes blancas caracolas.

Ya fluye mi esencia a su cuerpo encendido,
y un halo divino nos cubre sin ciencia,
y sobre la arena los dioses dormidos
despiertan, testigos de aquella experiencia.

Regresan las prendas donde corresponde,
la luna se esconde, se van las sirenas…
También se va ella y no sé su nombre,
sólo que la he amado sobre la arena.

                      ALDO R. GUARDATTI
                 (Todos los derechos reservados)


miércoles, 21 de junio de 2017

ÁNGELES

Anoche pensaba en ti
poco antes que Morfeo
me llevara por los cielos
lejos, muy lejos de aquí,
a un lugar que nunca vi
y que parecía de ensueños,
en medio de verdes cerros,
como un inmenso jardín.

Y por sobre ese paraíso
con unas alas doradas
sonriente tú me esperabas
atrayéndome cual hechizo,
que por la luna se hizo
y de gozo me embriagaba,
mientras mis dedos tocaban
tu piel con romántico brillo.

Y también en mi espalda
unas alas yo tenía,
y con las tuyas extendidas
nos cubrieron en gran calma,
mientras desnuda mi alma,
como tu alma ya tenías,
hicimos un canto a la vida
bañados de luz del alba.

De pronto fuimos el sol
que felicidad irradiaba,
y teñimos a la mañana
de ternura y puro amor,
hasta que cesó el temblor
que a ambos nos dominaba,
y agitada y ruborizada
me sonreías puro candor.

De pronto abro los ojos
y no estabas a mi lado,
de repente se a evaporado
ese sueño primoroso.
No tengo tus labios rojos
a los míos enfrentados,
tan solo un plumoncillo dorado
por la ventana huye airoso.

                      ALDO R. GUARDATTI
            (Del libro "Húmedo... Tibio... Suave...")
                  (Todos los derechos reservados)


sábado, 17 de junio de 2017

DIOSA DEL VIENTO (Homenaje a MARIANA CAYÓN)

Como un arrullo del viento
se escucha una melodía
que multiplican los cerros
y desparrama la brisa.

Como si hiciera un hechizo
sobre el pedazo de caña,
los labios de ella lo besan
y sobre él sus dedos bailan.

Sus melodías lleva el viento
como canciones de cuna
que adormecen las estrellas
y dan más brillo a la luna.

Se vuelven sus melodías
caminos, y también puentes,
por donde bailan las hadas
y traveséan los duendes.

Así hace brotar su magia
la hermosa diosa del viento,
vertiendo en sencilla quena
la luz de su alma y su aliento.

                ALDO R. GUARDATTI
          (Del "El libro de los homenajes")
           (Todos los derechos reservados)



jueves, 15 de junio de 2017

CANTO A MI TIERRA Y MI GENTE

Finalmente está en marcha el proyecto para que salga a la luz el primer volumen del Libro de Poemas de y para Jujuy, CANTO A MI TIERRA Y MI GENTE.

¡¡No podés quedarte afuera!!
La oportunidad estará muy poco tiempo
Luego no se repetirá.
Hacé click en el siguiente enlace, y descubre una ocasión que no se repetirá:

FORMÁ PARTE DE UN GRUPO MUY ESPECIAL



domingo, 11 de junio de 2017

LA MUSA


Aquella muchachita vestida de estudiante
que con una sonrisa prendó mi corazón,
aún no lo ha soltado siquiera un solo instante,
pero yo no protesto que nunca lo soltó.
Ayer niña inocente, hoy mujer subyugante,
mantiene siempre vivo el fuego que encendió,
mi dama distinguida, mi deliciosa amante,
la musa de los versos que suelo escribir yo.

                     ALDO R. GUARDATTI
                 (Todos los derechos reservados)


jueves, 8 de junio de 2017

¿DÓNDE?

¿Dónde palpita la eterna magia
de Pacha Mama bajo del cielo,
y eternamente un gran arco iris
quiso quedarse dentro del cerro?

¿Dónde reciben la primavera
entre carrozas los estudiantes,
con más jolgorio y más estruendo
que cuando llega el final de clases?

¿Dónde un obispo goza y bendice
el desentierro del carnaval,
porque comprende que la alegría
en tanta pena no está de más?

¿Dónde es que brotan nuevos poemas
cuando se baña en cada laguna,
entre solemne y desprejuiciada
por siete días, llena, la luna?

¿Dónde los duendes tejen leyendas
sobre cardones, ebrios de luz?
¿Dónde florecen estos portentos?
Sólo en mi pago. Sólo en Jujuy.

                       ALDO R. GUARDATTI
          (Del libro "Canto a Mi Tierra y Mi Gente")
                 (Todos los derechos reservados)